viernes, 14 de julio de 2017

Nuevos Titanes: El Contrato de Judas

Hoy os traigo mi primera experiencia con los Nuevos Titanes, una obra que tuvo su punto álgido en los ochenta (época de la que es el comic que traigo hoy) y que reunía a algunos de los mayores héroes “adolescentes” del mundo.

El Contrato de Judas es el nombre de la historia, y ésta es mi opinión.

Historia: La trama nos traslada a la vida de los Nuevos Titanes, un grupo supuestamente adolescente (aunque diría jóvenes más bien) que se dedica a lo que se dedican todos estos tipos de grupos.

Los Nuevos Titanes se verán envueltos en la trama de una secta religiosa con un líder de más de seiscientos años, un preludio a todo lo que les vendrá después en una trama que implica traiciones, un villano muy carismático (Deathstroke) y una construcción de personajes realmente interesante.

Sorprende que una obra de ésta extensión (poco más de doscientas páginas) sea capaz de meterme en un grupo que no conozco, con unas habilidades tan dispares e incluso me haga identificarme con ellos, hasta el punto de sufrir un poco en el tramo final.

Investigación, traiciones, escapes en el último momento, desarrollo de personajes y mucha acción. Me ha sorprendido.

Dibujo: Aquí poco que decir, es un comic publicado en 1984, lo que hace que el dibujo se vea viejo quieras o no.

Por suerte es un dibujo bastante detallado, con muy buenas proporciones y fácil de seguir, alejado de otra de la época que no hay por donde pillar. Quizás os diría que si éste dibujo fuera recoloreado a día de hoy llegaría a lucir bastante bien.

Y es que el color sí que canta, y mucho. Quizás no tanto como para sacarte de la obra pero sí lo suficiente como para ser un recordatorio constante de la época de la que provienen las páginas.

Con todo creo que es los mejores dibujos que he tenido el placer de ver de ésta época, o al menos de los pocos que no me han causado repulsa y me han mantenido enganchado a lo largo de toda la obra.

Personajes: Como he dicho ya, son multitud los personajes que aparecen en las páginas de la obra, y si bien es verdad que algunas son esbozados con un par de trazos, se siente que todos los personajes tienen su personalidad propia.

Robin: Líder del equipo, el que ha sido side quick de Batman se siente como un luchador experimentado, inteligente y capaz de hacer que el resto le siga, un personaje que intenta encontrar su lugar en solitario. Me gusta especialmente el carácter de un Robin independiente.

Wondergirl: La “hermana” de Wonder Woman es la segunda de abordo, un personaje con unos poderes impresionantes pero que actúa siempre en favor del equipo. Quizás me ha parecido más sosa que otros miembros del equipo.

Terra: Capaz de controlar la tierra es un personaje un tanto peculiar, el miembro más nuevo de los Titanes que parece trabajar en secreto para Deathstroke. Gran parte de la trama gira a su alrededor.

Cíborg: El personaje que aparecerá en la próxima película de la Liga de la Justicia tiene su hueco en el equipo. Ex atleta que no quiere ser conocido sólo por su cuerpo robótico se muestra como alguien serio y capaz.

Logan: Un chaval cambiaformas que no acaba de encontrar su lugar, hace bromas de forma constante e incluso se hace pesado. Pero detrás se esconde un chico inseguro que tiene miedo de perder a sus amigos.

Deathstroke: El mercenario tiene un contrato relacionado con los Nuevos Titanes a la par que algún tipo de relación con Terra. Es un personaje complejo, con múltiples capas, del que nos regalan un relato de orígenes que ocupa un número entero del comic. Me gusta especialmente.

Raven: Psíquica (o algo similar, no me queda claro) misteriosa que pertenece a los Nuevos Titanes aunque no acaben de fiarse de ella. Le falta más desarrollo.

Kid Flash: Si a Raven le falta desarrollo lo de Kid Flash es de traca, ya que apenas aparece se va del grupo. Lástima, porque me hubiera gustado verle más en acción.

Otros: Hay unos cuantos personajes más, como el primer villano o los relacionados con Deathstroke, incluso alguno de ellos promete dar guerra en futuros números de la colección.

Opinión Personal: Confieso antes de dar mi opinión que éste Contrato de Judas ha sido un comic que he tardado mucho en empezar. Miraba la portada y no me llamaba nada. Veía el grupo protagonista y casi ni me sonaba. Abría el comic y el dibujo me tiraba para atrás. Pero lo empecé al fin, y os dejo con lo que me ha parecido.

De entrada creo que es un comic muy entretenido, que sabe presentar a un grupo numeroso de gente y meterles en una trama mínimamente compleja pero que te interesa desde que ves por donde va. Una obra que ha superado muy bien el paso del tiempo y que es notable leída a día de hoy.

Sobre la trama y el dibujo ya he hablado antes, así que me dedicaré a hablar de mis sensaciones.

Creo que como punto de entrada hacia el grupo es óptimo, hasta el punto de que me estoy planteando adquirir algún comic más de ésta época. Una historia divertida, con humor y montones de acción.

En el lado negativo quedan algunos momentos un tanto camp, como la facilidad del grupo protagonista para ser capturado, o cierto momento de hipnosis sobrepasado gracias a la “fuerza del amor” que es también para verlo.

Pero bueno, teniendo en cuenta la época podría haber salido un ñordete y en cambio es un comic de notable alto, de los que se disfrutan más a medida que avanzas.

Valoración Personal: 8,2.

Publicar un comentario