viernes, 28 de julio de 2017

Brazales de Duelo - Nacidos de la Bruma VI

Últimamente tengo la sensación de estar leyendo única y exclusivamente a Brandon Sanderson, lo cual no es necesariamente malo, pero me deja con la sensación de que tengo muy poco tiempo libre que dedicar a la lectura.

La novela de hoy es la sexta (o quinta, según se mire) ambientada en el mundo de Nacidos de la Bruma, continuación directa de Sombras de Identidad. Veamos cómo ha salido.

Historia: Los héroes de la mítica primera trilogía de Nacidos de la Bruma son ahora figuras hechas de mito y leyenda, incluso objetos de veneración religiosa. Son reemplazados por nuevos personajes maravillosos, como Waxillium Ladrian, no sólo heredero de la Casa Ladrian sino también, hasta hace poco, representante de la ley en la región fronteriza sin gobierno conocida como los Aridos. Allí trabajó con su excéntrico pero eficaz compañero, Wayne. Ambos son capaces de utilizar la magia alomántica.

Brazales de duelo muestra cómo en la sociedad nacida de la bruma la economía crece, la democracia sostiene con la corrupción, y la religión se convierte en una fuerza cultural en crecimiento, con cuatro religiones que compiten por los conversos. Esta sociedad, todavía inestable, se enfrenta ahora a su primer caso de terrorismo religioso. Los dos protagonistas deben desentrañar dicha conspiración.

En ésta nueva entrega de la saga volvemos a asistir a una aventura de Wax y los suyos, una aventura que les lleva de nuevo a una persecución del escurridizo tío del mismo Wax y a la búsqueda de un artefacto mítico: los Brazales de Duelo que llevaba el Lord Legislador.

En un formato mucho más distendido y de aventuras que las novelas originales tendremos una trama que poco a poco se va complicando, enlazando con algunos elementos conocidos del pasado y cambiando la visión que tenemos de éste mundo.

Conspiraciones, artefactos extraños, gente desconocida… y por encima de todo un grupo de personajes carismáticos como pocos.

Sé que la descripción es muy vaga, pero me da miedo meterme a fondo y coceros a spoilers. Con que sepáis que empieza de forma muy similar a la novela anterior y poco a poco se va poniendo más y más interesante ya deberíais tener suficiente.

Personajes: Los personajes a los que les cogimos cariño en la anterior novela ganan en profundidad en ésta, haciéndose totalmente inolvidables.

Wax: Perseguido por sus demonios y enfrentado a todo lo que ha hecho, el protagonista sigue adelante buscando algo que no acaba de conseguir encontrar. Su sentido de la justicia mezclado con su propensión a acabar envuelto en algún entuerto le hacen ser toda una leyenda.

Wayne: La mano derecha de Wax, en ésta novela no sólo veremos su parte más loca (que sí), sino que le veremos más en profundidad, haciéndole un personaje único y totalmente entrañable. Es alguien con un talento único que parece creer que lo único que tiene en la vida es al mismo Wax.

Marassi: La agente de la ley de la novela anterior ya forma parte de la cuadrilla de Wax. Una mujer muy competente que ha ganado en experiencia por lo sucedido anteriormente.

Steris: Prometida de Wax y hermanastra de Marassi. Al principio es una mujer que se casa con Wax por mera conveniencia política, pero su forma de ser (preparada para cualquier contingencia) hacen que acabes por enamorarte un poco de ella quieras o no. Gran evolución de la de éste personaje.

MeLaan: kandra que acompaña al grupo (van en un encargo de su raza). Es un personaje que pese a haber vivido cientos y cientos de años no deja de ser bastante humano, incluso con un cierto sentido del humor un tanto negro.

Otros: hay algunos personajes de relevancia más en la novela (como el villano) que, como siempre, están estupendamente definidos y rebosan carisma.

Opinión personal: Ésta nueva entrega de la saga ya no te pilla de sorpresa, aquí no tendremos (ni tendremos) una novela como cualquiera de la primera trilogía. Los tiempos han cambiado, y con ellos el tipo de historias que se nos pueden contar.

La búsqueda de un artefacto perdido es un buen punto de partida para encontrarse con una sociedad secreta y unas pocas sorpresas más, todo mientras se adereza con dosis ingentes de acción (una acción que usa muy sabiamente las “magias” que se nos presentan en éste mundo). Y todo junto da una novela de lectura muy ágil y entretenida.

Quizás se echa de menos un poquito más de misticismo, de rebelar esos secretos que ayuden a conectar la trilogía con la anterior (es problema mío, lo sé, pero espero encontrar pistas en todos los párrafos que leo del libro).

Por suerte el desarrollo de los personajes me parece exquisito, haciendo que te encariñes por ellos tanto como lo pudieras hacer con los originales. Son gente con sus cosas, manías, sueños, ambiciones… que van juntos como verdaderos amigos. Es una lástima que la historia no sea tan “grande” como la vista en la trilogía anterior, ya que me gustaría verles en un percal de esas dimensiones (veremos la siguiente entrega por donde va).

En general creo que es una gran novela de aventuras. Mirándola así no se le puede reprochar absolutamente nada. Una novela que te sorprende y que te deja con muchas ganas de saber más cosas sobre lo que ha pasado tras la cortina en el mundo durante todo éste tiempo.

Vale la pena? Sin duda, es un libro 100% recomendable y que se puede leer habiendo leído únicamente el anterior (aunque te pierdas guiños); una aventura de las buenas que engancha de principio a fin.

Eso sí, yo esperaba un 10 y me he quedado con un simple 9,5… habrá que conformarse XD.

Valoración Personal: 9.4..

Publicar un comentario