lunes, 22 de mayo de 2017

Zombicide: Black Plague

Me encantan los juegos que saca Coolminiornot (editorial americana) y entre ellos hay uno que coge mucho de lo que me gusta: miniaturas en mesa, sistemas sencillos de aprender y posibilidad de jugar en cooperativo entre dos y mucha gente. Éste juego es el Zombicide, una franquicia que lo ha petado en su versión “actual” y cuya versión “medieval” os comentaré a continuación.

Editorial: Edgeent
Tiempo: 60’-180’
Jugadores: 1+.
Creador: Raphaël Guiton, Jean-Baptiste Lullien, Nicolas Raoult
Precio:  99,95 €

Ambientación: Nos encontramos en un mundo de fantasía medieval totalmente random, aquí cada uno se puede montar sus películas o decidir que está en el que más le guste, pero el caso es que tenemos varias razas típicas (elfos o enanos ya en la caja base) con seis personajes a elegir (incluido un mago).

En dicho mundo ha habido una plaga, plaga promovida por los nigromantes, que ha acabado con gran parte de la población. Pero como todo el mundo sabe, en la edad media la gente era dura, así que encarnaremos a algunos de los supervivientes para empezar a matar zombis y descubrir el origen de la epidemia a la par que le rompemos la crisma.

Es una ambientación que se nota en las miniaturas y losetas, con una trama que abarca diez misiones pero que no es (ni por asomo) motivo suficiente para jugar.

Qué habrá que hacer: A lo largo de las diez misiones que se nos incluyen en la caja base (hay montones de expansiones, de las que igual hablo otro día) tendremos que cumplir distintos objetivos de creciente dificultad. Así, tendremos un tablero preparado de antemano, con objetivos por el mismo (a recoger) o con enemigos que deberemos eliminar.

El caso es que encarnando a uno de los seis héroes de la caja base iremos avanzando por el mapeado, pudiendo explorar, movernos o combatir con los monstruos, mejorando poco a poco a nuestro personaje a la vez que el juego se vuelve cada vez más difícil.

Los malos se mueven y aparecen mediante una inteligencia artificial bastante básica (son zombis) pero que funciona; y nosotros iremos mejorando tanto en habilidades como en equipamiento, lo que da sensación de progresión que se agradece mucho.

Es un juego con una mecánica muy sencilla (se explica en dos minutos) y que puede jugar cualquier aunque no sea aficionado a los juegos de mesa. Buen juego de entrada en éste aspecto.

Opinión Personal: Zombicide Black Plague es una evolución del juego madre (Zombicide), un juego que mejora ligeramente las dos mecánicas que más problemas daban (pegar a los compañeros o no llevar defensas), nos permite encarnar personajes más mortales y añade a los nigromantes.

Eso, eso también, la primera caja de una nueva franquicia que seguro dará para bastante. Una caja que apenas lleva seis personajes. Pero un estupendo punto de entrada al universo Zombicide.

No es un juego barato, pero creo que lleva suficientes cosas como para que valga la pena comprarlo. De entrada da para las diez misiones iniciales, con horita y media de duración standard; pero entre que es posible que perdáis alguna (que el juego gane) y la cantidad de misiones fanmade que hay, seguro que tenéis juego para rato sin tener que recurrir a su primera gran expansión (Wolfburg).

Creo que es un juego para enganchar a la gente a jugar a juegos de mesa, su vistosidad, temática y facilidad de mecánicas hacen que ponerse a jugar sea muy sencillo, y además tiene un setup que tampoco debería llevar demasiado tiempo (10/15 minutos máximo). Ésta sencillez también hará que los jugadores más duros o fans de la gestión se aburran enseguida, algo a tener en cuenta según vuestro grupo de juego.

Personalmente es un juego (y sistema) que me encanta, del que compro todas las cajas grandes que salen y con el que disfruto mucho jugando en pareja. Así que a no ser que sólo os guste jugar a juegos como la Villa y aborrezcáis el plástico éste es un juego estupendo para tener en la ludoteca.

Publicar un comentario