jueves, 11 de mayo de 2017

Buscando a Nemo

Me encanta volver a películas de Pixar al lado de un niño de tres años, y es que no sólo las disfrutas tú (que me encantan) sino que ves las reacciones del chaval por primera vez.

Buscando a Nemo es una de las películas mejor valoradas del estudio de animación. Una cinta que nos cuenta la búsqueda de Nemo por parte de su padre, mientras vemos las aventuras que vive éste.

La película pone el foco en el mundo submarino de nuestro mundo, creando un gran viaje de Marving y una amiga que hace por el camino: la entrañable Doy.

El argumento es muy sencillo: padre sobreprotector pierde a su hijo y mueve cielo y tierra para recuperarlo. La gracia está en que el padre es un pez que vive en el océano, y que su búsqueda no está claro que vaya a acabar bien.

Con ésta premisa Pixar nos regala una película única, de esas que destilan magia por los cuatro costados y demuestran que la animación no es un género mejor. Y lo consigue con un grupo relativamente pequeño de personajes y un entorno basado en el real, pero lo hace con tal gusto y tan buen sentido del ritmo que uno no puede evitar disfrutar de la película.

Visualmente se le nota que han pasado catorce años ya desde su estreno, pero gracias a un muy trabajo en el plano artístico lo hace menos de lo que podría. Y es que la paleta de colores elegida junto con los simpáticos diseños hacen que nos olvidemos de si una textura tiene mayor o menor calidad.

Otro de los elementos que hacen que la película envejezca tan bien es el humor, esa mezcla de humor y acción que tanto se lleva hoy y que tan bien hacen en Buscando a Nemo. Un humor encarnado casi totalmente por el personaje de Dory (con película propia), un pecicito con un problema bastante grave de memoria y una alegría contagiosa.

Puede que el argumento sencillote y un desarrollo sin sorpresas hagan que la película no sea la favorita de Pixar de casi nadie, pero es tan buena y está tan bien hecha que no faltará en ningún top 10 de películas del estudio. De hecho, no conozco a nadie que la haya visto y no haya sido capaz de disfrutarla.

Si la habéis visto decidme qué os pareció, en caso contrario: ya estáis tardando.

Valoración Personal: 9.
Valoración en Metacritic: 90. 
Publicar un comentario