martes, 9 de mayo de 2017

20th Century Boys #21

Ya queda menos, un tomo más y acaba la relectura de 20th century boys (la semana que viene casi seguro). Y es curioso porque pese a tratarse del penúltimo tomo y haber cierta sensación de estar a punto de terminar, también tengo la sensación de que he estado ante un tomo más, no ha habido esa traca habitual ni ese colocar de piezas previos a un final apoteósico que tanto acostumbramos a ver en las obras japonesas.

El tomo en cambio sigue desarrollando las tramas, que si los Ovnis, que si lo que sucedió realmente con la base secreta del grupo, que si reaparecen un par de personajes olvidados (por el público, Urasawa nunca olvida nada), que si falta el canto de un duro para el reencuentro final, que si Amigo al fin dice la verdad… montón de pequeñas tramas que son lo que acaba por atraparte, pero que os digo desde ya que muchas de ellas quedarán abiertas.

En lo personal sigo pensando que es una obra excelente (y para muestra éste tomo), capaz de jugar con los recuerdos, la nostalgia de la infancia, el saltar adelante en el tiempo y hacer malabares con multitud de personajes carismáticos (como el cura de los tatuajes). Pero peca de querer ser una trama demasiado ambiciosa y no cumplir la expectativas cuando las cosas van resolviéndose (lo que me temo me pasará con Billy Bat).

Aun así, una obra totalmente recomendable para los amantes de los thrillers o las historias con suspense y cliffhabgers a cada paso.
Publicar un comentario