viernes, 17 de marzo de 2017

Superman: Hijo Rojo

Si algo me está enseñando el leer comics de superhéroes es que en muchas ocasiones las obras con un gran nombre tienden a estar sobrevaloradas, así que imaginad mi miedo al acercarme a un comic tan famoso como el Superman Hijo Rojo.

Ha complido las expectativas?

Historia: La premisa de éste comic es bien sencilla: qué hubiera pasado si la nave de Superman hubiera caído en la Rusia comunista en lugar de en Estados Unidos, y si sus padres hubieran sido unos granjeros de Ucrania?

Con éste punto de inicio tenemos un Elseworld muy bien construido, uno que monta toda una trama que durará décadas alrededor de ésta idea inicial y construye un personaje y un mundo muy creíbles.

Por si fuera poco el autor se permite hacer multitud de referencias al universo Dc convencional, alterándolo dentro de ésta nueva realidad. Así pues, personajes como Batman, Green Lantern, Brainiac, Luthor… todos están cambiados en función de la nueva realidad.

El desarrollo nos llevará por una serie de puntos clave a lo largo de las décadas en la lucha entre Superman (representando al comunismo) y Luthor (al capitalismo), una lucha muy interesante y bien desarrollada.

Sorprende que hayan sido capaces de hacer un comic con una trama tan bien hecha en un espacio tan corto como son sus 160 páginas.

Dibujo: Hijo Rojo cuenta con un muy dibujo (mirad las imágenes que acompañan al texto), es de esos que no te enamoran a primera vista pero que acaban atrapándote según avanzas una página tras otra.

De hecho, acaba por parecerte el único dibujo correcto para la historia que se está contando, uno que se permite algunas páginas brillantes a la vez que sabe narrar una historia en la que tampoco es que haya demasiada acción.

Y no sólo es bonito de ver, sino que está hecho de forma muy inteligente, homenajeando imágenes de la época vistas una y mil veces. El envejecimiento de los personajes o el ver cómo evoluciona el mundo de éste Superman también está hecho con un gusto exquisito.

El color es otro elemento muy bien trabajado y que va parejo a la historia, desde los grises iniciales de la Rusia comunista hasta los colores más brillantes en otros momentos.

Con todo esto, sólo me queda por decir que es inmejorable para la obra que trata. 

Personajes: Aunque como ya he dicho ya he dicho hay un buen puñado de personajes icónicos de Dc readaptados, unidos a otro buen puñado de personalidades reales trasladadas al comic (Stalin o JFK son dos ejemplos), el foco se centra de forma cuasi exclusiva en la “pelea” que mantienen Luthor y el mismo Superman. Veamos cómo son en éste universo.

Superman: Se nos presenta como un personaje con ganas de ayudar a la gente, alguien que no quiere el poder y que únicamente intenta hacer el bien. Pero no puede dejar los ojos cerrados ante el daño que se está haciendo a su querido país, así que acabará por asumir el poder de forma totalmente orgánica. Un Superman con todo lo bueno del de siempre y algunos matices que le hacen único.

Luthor: Me encanta lo que han hecho con él. Aquí le presentan como alguien con una mente avanzada (por decir algo) que se toma como reto personal derrotar a Superman. De éste modo se obsesiona y se toma el reto como si fuera una partida de ajedrez. Me encantan los matices del personaje y lo bien que da la réplica al Hombre de Acero.

Opinión personal: Debo decir con alegría que Superman Hijo Rojo me ha sorprendido gratamente. Y eso, en un comic que esperas leer con entre ganas y miedo es muy complicado.

Y lo diré así ed claro: es hasta el momento el mejor comic de Superman que he tenido el gusto de leer. Una obra auto conclusiva que nos propone una idea muy chula y la desarrolla de forma magistral, todo acompañado por un dibujo que le sienta como un guante y en una extensión bien medida.

Incluso diría más: si queréis leer un comic de superhéroes que os de algo distinto a las hostias habituales (aunque las hay) y tenga diálogos y planteamientos muy bien pensados: ésta puede ser vuestra puerta de entrada.

Si por el contrario sois perros viejos en esto de Dc (lo habréis leído ya) os encontraréis con tantas referencias al mundo que conocéis y amáis, tan bien adaptadas a ésta nueva situación que os lo leeréis dos veces seguidas para intentar pillar los guiños que se os habían pasado.

Además, si estáis sufriendo por el final de la historia (un mal habitual en comics tan cortitos) podéis estar tranquilos, es satisfactorio e incluso tiene un giro final que te acaba de cerrar el círculo y te deja un número redondo.
A comprarlo ya si os gustan los comics.

Valoración Personal: 9,5.
Publicar un comentario