viernes, 31 de marzo de 2017

Calamity - Reckoners III

Hoy os traigo la reseña de la última entrega de la saga Reckoners, la entrada de Brandon Sanderson al mundo de los superhéroes, pero siempre desde su punto de vista.

Veamos cómo es de buena Calamity.

Historia: Los Épicos nacieron cuando Calamity iluminó los cielos. Desde esa noche histórica, el destino de David ha estado entrelazado con el de esos malvados. Steelheart asesinó a su padre. Firefight le robó el corazón. Y ahora Regalia ha convertido a su mayor aliado en un peligroso enemigo.

David conocía el secreto del Profesor. Secreto que guardó incluso cuando el Profesor se esforzaba por controlar los efectos de sus poderes épicos. Pero no pudo superar enfrentarse a Obliterarion en Babilar. El Profesor, que fue líder de los Reckoners, se ha entregado totalmente a su destino de Épico. Se ha hundido es esas tenebrosas sombras de violencia propias de todos los Épicos. Y todo saben que de las sombras no se vuelve…

Pero todo se equivocan. Es posible redimir a los Épicos. Megan ya lo demostró. No todo está perdido. Al menos, no definitivamente. Y David está lo suficientemente loco como para enfrentarse al Gran Épico más poderoso de la historia con tal de recuperar a su amigo. O al menos, morir intentándolo.

Calamity lleva a los supervivientes del libro anterior a una lucha totalmente distinta y de una escala mucho mayor. Han comprendido que no se puede vencer a los Épicos de uno en uno, así que planean ir a por la fuente de sus poderes: Calamity. Para ello necesitan a más de su parte, poniendo a prueba su teoría sobre la posibilidad de volver “buenos” a aquellos que se han perdido en la maldad de sus poderes.

Una historia en la que David y los suyos intentarán recuperar a su amigo y mentor, en la que lucharán contra viento y marea e intentarán llegar hasta el fondo del poder Épico.

Es un libro repleto de acción, con tintes románticos y una trama centrada. Una novela que se podría definir como “lineal” aunque contenga los típicos giros de su autor en el tramo final.

Recuerda mucho más al esquema de la primera entrega que al de la segunda, y el interés mientras lees lo único que hace es ir en aumento. Nada que reprocharle en el tema del argumento.

Personajes: La caída del Profesor en la novela anterior ha hecho madurar muy rápido al resto del equipo, un grupo entrenado para matar Épicos pero que ve cómo poco a poco le van acorralando, y cómo no saben qué planea hacer el primero de sus objetivos.

Veamos a los personajes principales:

David: Como protagonista de la saga que es, David ha tenido una evolución bastante importante de un libro a otro, de recluta casi accidental a líder de la resistencia de la gente con poderes. Sus ideas y formas de pensar han llevado al grupo al lugar en el que está, y sus planes, por ambiciosos que sean parecen ser la única esperanza de futuro.

Megan: La Épica de la que está enamorado David, un personaje que vuelve a primera línea en ésta novela y que muestra una relación consolidada con el protagonista. Gracias a ella descubriremos algunas cosas sobre los poderes y sus debilidades. Un personaje potente y de gran personalidad.

Grupo Reckoner: Los pocos miembros que aún quedan no han cambiado demasiado su forma de ser o de pensar, siguen teniendo sus tics y actúan como secundarios de lujo en la historia. Desde el ex militar que delega el mando en David hasta el que dice ser escocés y no para de contar anécdotas. Grandes personajes para tener en segundo plano.

Épicos: Además de a algún viejo conocido, pocos son los Épicos nuevos que aparecen en la novela, bueno, hay uno, pero sería entrar en spoilers serios del libro. Lo que sí sigue destacando de ellos es su caída en la oscuridad, siguen manteniendo su personalidad y recuerdos, pero totalmente volcados en hacer el mal y autosatisfacerse.

Otros: Quitando al Épico secreto, hay otro personaje que vale la pena comentar, uno que provee de tecnología a los Reckoners y que ayuda bastante a que la trama de la novela avance. Se trata de un personaje con una situación peculiar y un sentido del humor que le sienta bien al libro.

Opinión personal: La primera novela me encantó, la segunda me pareció excelente pero por debajo de la primera, y ahora con el cierre me encuentro con un libro a medio camino de ambos. Una novela excelente que no llega al nivel de la primera pero que supone un cierre estupendo a una buena saga.

Es una novela dirigida a un público “Young adult”, así que no esperéis tramas excesivamente complejas ni pensamientos demasiado profundos. Aquí lo que tenemos es un divertimento muy bien pensado, repleto de acción y humor que, sin embargo, también se permite sus momentos de caer en la oscuridad.

Calamity nos lleva a una nueva ciudad para intentar terminar con la plaga que supone para el mundo tener personas con poderes que inevitablemente acaben por volverse malas, una novela con algún secreto que os parecerá tener al alcance de la mano y que no se contará hasta el tramo final.

Puede que haya quien tilde a la novela de facilona, pero recordad el público al que va dirigida: gente de catorce a veinte años con ganas de acción y de disfrutar. Y eso lo hace estupendamente.

Digamos que tenemos una novela para jóvenes típica pero con un sello de calidad extra proporcionado por el autor, un sello que garantiza la creación de un mundo y una historia original, apoyados por unos personajes carismáticos y una acción muy bien narrada (y que aprovecha los poderes de los personajes de formas realmente creativas).

Le falta poco para llevarse las siete décimas que le quito, y es que en ésta ocasión tenemos hasta un romance bien llevado y bastante realista; pero algunas decisiones del tramo final, así como un par de hilos que quedan por atar, acaban por dejarlo en la nota que le pongo (altísima igualmente).

Puede que peque de fanboy con éste autor, pero es que me da lo que quiero y lo que busco cuando me acerco a una novela, y en Calamity no hace menos.

Una trilogía muy recomendable si queréis ver cómo se le da una vuelta de tuerca distinta al mundo de los superhéroes.

Valoración personal: 9,3.

PD: El cambio en algunas palabras (Reckoners por exploradores es el ejemplo más salvaje) hace que el inicio de la novela no sea todo lo placentero que debería. Una decisión de la editorial incomprensible en la traducción.
Publicar un comentario